“Sé siempre tú mismo, a menos que puedas ser un unicornio.

En ese caso, sé siempre un unicornio”

(anónimo)

¿Cuándo dejaste de bailar? Cuando te sentiste juzgado y observado por las personas que te rodeaban. Censurada por los demás con su mirada, sus comentarios y su opinión y crítica. ¿Tus hijos aún bailan como si nadie les estuviera mirando? ¿Qué tal si lo hacéis juntos hoy cuando vuelvan de la escuela ;)?