Si pica, cura.

Y ahí vive ella, ¿seis? ¿siete? Flequillo que roza a la perfección sus pestañas. Sonrisa ladeada que espera. Correcta, Disciplinada, Responsable, es igualita a su madre, dicen las lenguas. Exigente. Para que la miren, para ser mirada, ¿seis? ¿siete? Con ella duele, no cura pero pica, asusta. Encarnada en precepto, en disposición y estatuto. Vestida con el traje de niña-patriarcal para mamá. ¿Las niñas no eran “de papá”? Niña en sombra que duele, niña-niebla que no desvanece. Flequillo en pestañas. Sonrisa que espera y desespera por un guiño, tu guiño.   (Ilustración: Rébecca Dautremer.)

Leer Más >>

EL BUEN HIJO, QUE NO ES LO MISMO QUE EL HIJO BUENO

(El buen hijo) No nos lo podemos permitir. No ahora, no. Que te vayas de Erasmus, y hasta febrero… Alberto, es más, piensa que vamos a estar lejos 6 meses y que no podremos venir a verte, y qué vas a hacer tú en Bruselas, si apenas hablas idiomas. Y con lo joven que eres, tienes toda la vida para viajar, y estudiar en el extranjero si es lo que te apetece. Alberto trabajó todos los fines de semana el año pasado. Vive en Bruselas, vuelve en julio a Madrid. (El hijo bueno) Suerte tenemos con nuestro Alberto. Ya ves,

Leer Más >>

Yo, mi, me, conmigo

Y pasan y no veas como pasan. ¡volando! Y te acuestas y te levantas y vuelve a amanecer y anochecer. Y sales y entras. Y piensas, ríes y lloras. Y vuelves a entrar y salir, a acostarte y levantarte. Y pasan. Atrapados en el tiempo vivimos sentenciados a que pasen, volando. ¿Y con quién te le levantas? ¿con quién te acuestas? ¿Con quien sales y entras? ¿Con quien los pasas? Los días que vuelan, ¿con quién los pasas? Con mi marido, mi hija, con la dependienta cuando salgo del súper, con mi amiga en la salida del cole, con mis

Leer Más >>

y cuando pierdas, pierde.

La gran pantalla de la vida. Todo lo que debo mostrar es éxito, triunfo, es un “todo va bien”, es escaparate, puro teatro. En un mundo donde en las redes sociales lo que tengo que enseñar es la cantidad de trabajo que tengo, lo buena que soy, las tantísimas cosas que hago. Donde valentía está reñida con fracaso, y empeño con “hoy no puedo”, donde pisar fuerte es sinónimo de pisar al otro. Y donde no cabe andar por ahí con las rodillas peladas de caerte. Donde mi mejor cara, mi mejor ropa, mi mejor todo, finaliza con ser aceptada

Leer Más >>

Cuando uno y uno no suman dos

Leído en el libro “El buen amor en la pareja” de Joan Garriga: “El compromiso es el fruto de un proceso y significa: Ahora, nuestro amor, nuestro vínculo y lo que hemos creado en común tiene más fuerza y más peso que nuestras parejas anteriores y que nuestra familia de origen. Este nuevo sistema que hemos creado tiene ahora prioridad. La pareja empieza a hacer las cosas de una manera propia, diferente de la manera de la familia de cada uno, y crea una realidad propia que tiene más peso que las familias de origen.” Cuando nos unimos en pareja, unimos dos

Leer Más >>

TREINTA Y SEIS

  A contracorriente, con algún respiro, sí. Pero a contracorriente. Cayendo una y otra vez en mi camino. Gracias decepción, aunque duela y escueza, me hago más fuerte. Gracias a ti, a ti y a ti, por no confiar en mí. Por creer que no llegaría donde estoy y soy hoy. Gracias a ti también por sermonearme en más de una ocasión con palabras vacías acabando con un “Te vas a equivocar”. Gracias también a ti por pensar que no duraría dos días con el que es hoy mi incondicional compañero de vida. Y a ti por creer que estoy

Leer Más >>

Perdón…

  Hemos de permitirnos sentir toda la dolorosa destrucción que deseamos perdonar y no tragárnosla negándola. Si no la encaramos, no podemos elegir perdonarla. KENNETH McNOLL, “Healing the family tree” Sencillo pero no fácil es perdonar. Cuando perdonas no implica que lo que la otra persona hiciera estuviera bien o mal, o fuera menos importante para ti en ese momento. Perdonar libera. Te libera de esa rabia, tristeza, decepción, o de lo que fuera te provocase. Alice Miller, afirma que cuando se les pide a los hijos que perdonen a los padres abusivos sin primero experimentar sus emociones y su

Leer Más >>

Permiso

Y de vuelta estoy. Aún con el olfato impregnado de ti: mar. Inmenso y majestuoso. Con arena en algunas zapatillas que te recuerdan. Doblando ropa en cajas del estirón que has dado. Y de vuelta estoy, pero no de vuelta soy. Así que me doy permiso para no poder en algunos momentos. Permiso para estar más allí que aquí. Permiso para echar de menos y querer de más. Lunes de vuelta al cole. Cinco. Cinco ya. De las mayores ya con los de tres y cuatro. Vuelta sí, vuelta pero revuelta. De rutinas que vamos a tener que inyectar por

Leer Más >>

La paradoja del elefante rosa

A raíz de haber visto el otro día el vídeo que os adjunto al final, me apetecía compartir con vosotros mi experiencia profesional entorno a los mensajes de doble vínculo, término acuñado por el gran Gregory Bateson. En muchas ocasiones los pequeños reciben mensajes contradictorios e incoherentes. Dos imperativos entran en conflicto. Ninguno de esos dos mensajes puede ser ignorado pero tampoco cumplido, porque el cumplimiento de uno anula la posibilidad de cumplir el otro. Los niños aprenden a intuir esos mensajes y a responder según lo que perciban que reciben: un castigo o un premio. Pongamos ejemplos reales: La mamá de

Leer Más >>

#lasombradelniño. Los niños comparten.

Sienten y padecen, a sabiendas o no de lo que sucede, se sella en sus entrañas una gran cantidad de cargas y energías que han existido, existen y existirán en su familia. Ellos que son tan dados a darlo todo, des de que están en el útero de mamá ya comparten esos nudos que acabaran proyectándolos en sus vidas. Tú estas vinculado profundamente a tu familia de origen, a tus padres, hermanos, e incluso antepasados. Y ya nos hablaba Bert Hellinger de la importancia de las leyes y órdenes del amor en la familia. Crecer en una familia donde los

Leer Más >>

REfugio

Cubierta de un hormigueo envasado al vacío. Va a pasar en unos segundos, lo sé, y sigo andando, me asusta no tener miedo. Sigo por inercia, esa es la norma, aún sabiendo que la mayoría de veces soy más cangrejo que persona. Ese dulce sabor amargo que me queda al saber que ando hacia atrás. No, no es para siempre. Es para ratos, y en un rato pasará. Ya lo sé. Cierro los ojos. Una pestaña en mi dedo. Un deseo: no olvidarme de soltar riendas. Ahí, abatida, en el suelo,  dibujo una línea, esa que limita horizontes, me salva,

Leer Más >>

Si pica, cura.

Y ahí vive ella, ¿seis? ¿siete? Flequillo que roza a la perfección sus pestañas. Sonrisa ladeada que espera. Correcta, Disciplinada, Responsable, es igualita a su madre, dicen las lenguas. Exigente. Para que la miren, para ser mirada, ¿seis? ¿siete? Con ella duele, no cura pero pica, asusta. Encarnada en precepto,

Leer Más >>

EL BUEN HIJO, QUE NO ES LO MISMO QUE EL HIJO BUENO

(El buen hijo) No nos lo podemos permitir. No ahora, no. Que te vayas de Erasmus, y hasta febrero… Alberto, es más, piensa que vamos a estar lejos 6 meses y que no podremos venir a verte, y qué vas a hacer tú en Bruselas, si apenas hablas idiomas. Y

Leer Más >>

Yo, mi, me, conmigo

Y pasan y no veas como pasan. ¡volando! Y te acuestas y te levantas y vuelve a amanecer y anochecer. Y sales y entras. Y piensas, ríes y lloras. Y vuelves a entrar y salir, a acostarte y levantarte. Y pasan. Atrapados en el tiempo vivimos sentenciados a que pasen,

Leer Más >>

y cuando pierdas, pierde.

La gran pantalla de la vida. Todo lo que debo mostrar es éxito, triunfo, es un “todo va bien”, es escaparate, puro teatro. En un mundo donde en las redes sociales lo que tengo que enseñar es la cantidad de trabajo que tengo, lo buena que soy, las tantísimas cosas

Leer Más >>

Cuando uno y uno no suman dos

Leído en el libro “El buen amor en la pareja” de Joan Garriga: “El compromiso es el fruto de un proceso y significa: Ahora, nuestro amor, nuestro vínculo y lo que hemos creado en común tiene más fuerza y más peso que nuestras parejas anteriores y que nuestra familia de origen.

Leer Más >>

TREINTA Y SEIS

  A contracorriente, con algún respiro, sí. Pero a contracorriente. Cayendo una y otra vez en mi camino. Gracias decepción, aunque duela y escueza, me hago más fuerte. Gracias a ti, a ti y a ti, por no confiar en mí. Por creer que no llegaría donde estoy y soy

Leer Más >>

Perdón…

  Hemos de permitirnos sentir toda la dolorosa destrucción que deseamos perdonar y no tragárnosla negándola. Si no la encaramos, no podemos elegir perdonarla. KENNETH McNOLL, “Healing the family tree” Sencillo pero no fácil es perdonar. Cuando perdonas no implica que lo que la otra persona hiciera estuviera bien o

Leer Más >>

Permiso

Y de vuelta estoy. Aún con el olfato impregnado de ti: mar. Inmenso y majestuoso. Con arena en algunas zapatillas que te recuerdan. Doblando ropa en cajas del estirón que has dado. Y de vuelta estoy, pero no de vuelta soy. Así que me doy permiso para no poder en

Leer Más >>

La paradoja del elefante rosa

A raíz de haber visto el otro día el vídeo que os adjunto al final, me apetecía compartir con vosotros mi experiencia profesional entorno a los mensajes de doble vínculo, término acuñado por el gran Gregory Bateson. En muchas ocasiones los pequeños reciben mensajes contradictorios e incoherentes. Dos imperativos entran en conflicto.

Leer Más >>

#lasombradelniño. Los niños comparten.

Sienten y padecen, a sabiendas o no de lo que sucede, se sella en sus entrañas una gran cantidad de cargas y energías que han existido, existen y existirán en su familia. Ellos que son tan dados a darlo todo, des de que están en el útero de mamá ya

Leer Más >>

REfugio

Cubierta de un hormigueo envasado al vacío. Va a pasar en unos segundos, lo sé, y sigo andando, me asusta no tener miedo. Sigo por inercia, esa es la norma, aún sabiendo que la mayoría de veces soy más cangrejo que persona. Ese dulce sabor amargo que me queda al

Leer Más >>