TRANSpersonal

TRANSpersonal

El viernes pasado tuve mi última tutoría en el curso de “Educación Transpersonal” que llevo estudiando desde el año pasado. Para mí, éste ha sido el curso puente de la abogacía a la educación emocional. Un curso IMPORTANTE.

Último día, de un curso intenso, muy intenso, en el que no solamente se estudia para practicar lo aprendido a los demás, sino que prioritariamente estudias y aprendes de ti misma.

“todas esas cosas…”

Al principio no entendía muy bien el concepto de lo transpersonal… pensaba, ¡qué cosa más rara!, al explicárselo a la gente, les decía (muy convencida).. sí, sí, transpersonal.. es todo aquello que sobrepasa la persona (lógico, ¿verdad?), por ejemplo: la meditación, la espiritualidad y “todas esas cosas…”.

Bien, eso era al inicio, por supuesto, ahora mi concepto ha cambiado. Os cuento, el concepto más teórico de transpersonal sería: la conciencia expandida de una identidad esencial que se encuentra al trascender el nivel personal (del latín persona, máscara teatral) del ser humano.

Ken Wilber, uno de los principales exponentes de este enfoque, distingue en el camino de desarrollo del ser humano las etapas prepersonales, personales y transpersonales de la conciencia. Lo transpersonal, por lo tanto, atraviesa el nivel personal y se abre a una dimensión que está más allá del tiempo y del espacio (creados por nuestra mente limitada), lo que supone una liberación y un encuentro con una percepción directa y no dual de la realidad, unida a la identidad esencial, aquella identidad que no está sujeta a cambio.

Lo prepersonal sería aquello que no ha alcanzado el nivel personal de conciencia y que, a pesar de vivir también en el ahora intemporal, al ser previo a la mente conceptual, se halla todavía más limitado y contraído que lo personal. En ese estado, se vive en un estado de profunda inconsciencia, en un estado de unión difusa con el medio natural y social que nos rodea.

Volviendo al viernes pasado. Los viernes acostumbramos a dejar a Martina a dormir con sus abuelos, así se “achuchan mutuamente”. Mi madre al verme me entregó un paquete envuelto y me dijo, “para ti y para Martina”.

Cuando vi entre mis manos ese cuento, me emocioné. En su interior una dedicatoria: “Para que transmitas la magia del baile a Martina”.

Para todos aquellos que ya me conocéis, sabéis que soy una amante de la danza. Desde mis tres años bailo. Me apuntaron mis padres a Ballet para corregir mis piernas que ligeramente se sobreponían la una a la otra cuando juntaba los pies. El resultado terapéutico fue espectacular. Desde entonces que mis pies, mis piernas, mis brazos y mi mente danzan.

La profesora de Ballet quiso internarme en un centro especializado en formar bailarines profesionales a los diez años (creo recordar que fue a los diez…). Pero no lo hice. Ahora, eso sí, ¡lo que no hice tampoco fue dejar de bailar!!!

De repente, al regalarme ese cuento mi madre y leer la dedicatoria, me vino a la cabeza Sir Ken Robinson, autor de “El Elemento”, catalogado como el mejor educador del mundo. A lo largo de su libro nos guía a descubrir la pasión de cada uno para que todo cambie. Como explica el autor, podemos tener varios elementos y no solamente uno.. (¡os animo a leerlo!).

Ese viernes fue un día especialmente especial. Fin del curso de educación transpersonal, y por tanto, nacimiento del yo como educadora transpersonal y vuelta a mi primera infancia en un sólo instante.

Noemí, cierra los ojos…

El curso de alguna manera acabó dando forma y cerrándose, cuando mi tutor en la última sesión, me preguntó: “Noemí, cierra los ojos. Si yo ahora te preguntara ¿qué es para ti transpersonal, qué contestarías?”

Y lo que contesté fue esto:

“A ver… transpersonal… es un momento, un instante más largo o más corto en el tiempo.

Es estar muy presente en el espacio/lugar/sitio, presente en lo que estas haciendo, y cómo lo haces, es conocerte muy bien. Es SER.

Pero a la vez, es estar muy lejos, es dejarte llevar, es no pensar, no hacer. Es NO SER.

Le dije… Para mí TRANSpersonal es BAILAR”.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.